2.7.12

Panna Cotta con Caramelle e Liquore al Caffè

Antes de dejarme arrastrar por la alegría que nos embarga a todos los españoles, este blog quiere tener un recuerdo para Valencia y esos dos incendios que aún no están controlados, ojalá ese agua que ha llegado como bendición siga apareciendo, calme el aire y se puedan controlar y extinguir. 


Y ahora YO SOY ESPAÑOL, ESPAÑOL, ESPAÑOL... Muchas Felicidades para nuestra selección que hoy ha hecho historia, ahora empezaremos a pensar que no hay tres sin cuatro y que de seguir así esta noche no podemos pegar ojo. Al lado de mi casa está la fuente donde se celebran los triunfos futboleros y la música no para, mañana todos hechos polvo en el trabajo. 

Comentaros que la Panna Cotta o Panacota es un postre típico de la región italiana del Piamonte. Su nombre se traduce literalmente como "Nata Cocida" y está elaborado a partir de crema de leche, azúcares y gelificantes.  

Esta que traigo hoy está preparada con caramelos sin azúcar de café y licor de café y aunque con la emoción del triunfo la pobre ha sufrido un poco y está un poco perjudicada (he intentado arreglarla con nuestra bandera, pero la bandera ha salido también un poquito de aquella manera) lo importantes es que está riquísima, os animo a probarla.

Vamos con la receta que me estoy dispersando.




Ingredientes (para 6 panacotas):

200 ml de nata 35% materia grasa (de la montar)
200 ml de leche
18 caramelos de café sin azúcar
chorreón generoso de licor de café
dos cucharadas soperas de azúcar rasas ( si no sois muy golosos con una será suficiente)
3 hojas de gelatina (la mía de la marca Vahiné)


Preparación:

Poner al fuego la nata, la leche y los caramelos. Calentar sin dejar de remover hasta que se deshagan los caramelos.

Poner la gelatina a hidratar en un vaso con agua fría y añadirla a la mezcla bien escurrida (ya fuera del fuego)  una vez que esta esté lista, sin dejar de remover hasta su disolución.

Poner la mezcla en el molde y dejar enfriar. Posteriormente llevar a la nevera, es mejor hacerla de una día para otro, así estará bien asentada.

Se suele servir con alguna salsa o algún coulis de fruta. En este caso le he puesto salsa de toffee.

Os dejo una foto de antes de intentar arreglar el problemilla, aunque creo que lo he estropeado más. En un principio solo iba a llevar la bandera en el plato como un guiño a nuestra selección.