17.3.12

Pan de Cerveza

Como el nacimiento del blog coincide con el día de San Patricio, vamos a rendir desde aquí nuestro pequeño homenaje.

San Patricio nació en el 387 en Kilpatrick, cerca de Dumbarton, en Escocia. Su padre era oficial del ejército romano. Piratas irlandeses tomaron prisionero al joven Patricio de 16 años y lo vendieron como esclavo. Pasó seis años en Irlanda, donde aprendió a hablar el idioma celta. Consiguió fugarse y se marchó a Francia para prepararse para la vida monástica, y se ordenó sacerdote. Cuando contaba con 46 años de edad decidió volver a Irlanda para evangelizar a sus habitantes. Y allí permaneció casi tres décadas, hasta su muerte el 17 de marzo del año 461.

Una tradición cristiana dice que Patricio explicaba el misterio de la Santísima Trinidad usando un trébol de tres hojas. Por eso ese día se ha instaurado como costumbre llevar un trébol en la celebración de su festividad. También es habitual vestirse de color verde e incluso teñir con este color la
cerveza en honor a Irlanda, también apodada la "Isla Esmeralda". Fuente Muy Interesante



PAN DE CERVEZA
Antes de nada quiero pedier perdón por no mencionar el origen de la receta, la hice hace bastante tiempo y no tengo anotada su procedencia, en esta y en otras muchas.
La masa está preparada en un robot de cocina.

INGREDIENTES:
·         470 grms de harina de fuerza
·         250 grms de cerveza
·         1 cucharadita de las de café de sal
·         2 cucharadas soperas de miel
·         2 cucharadas soperas de aceite de oliva
·         1 sobre de levadura de panadería
PREPARACION:
Poner la cerveza, la miel, el aceite y la sal en al vaso y programar 2’ 40º vel. 2. Transcurrido el tiempo añadir la levadura junto con la harina y remover unos segundos a vel. 6 y a continuación 3’ vel. amasado. Dejar que la masa doble su volumen dentro de la jarra, cuando haya doblado la sacamos y ponemos en una superficie enharinada y amasamos un poco. Lo cortamos en trozos más o menos iguales, les damos forma y ponemos en la bandeja de horno forrado con papel vegetal hasta que doble su volumen de nuevo.
Espolvoreamos con harina y metemos en horno precalentado a 200º. Bajamos la temperatura a 180º y los dejamos cocer hasta que estén dorados, creando vapor en el horno bien poniendo un cacharro con agua o poniendo una bandeja y dejando caer un poco de agua para hacer vapor.

Foto del corte:


Feliz día de San Patricio!!!