23.11.15

Pastel del Leñador

Multitud de monasterios y conventos pueblan la geografía española. Situados en enclaves históricos y de gran riqueza natural y artística, constituyen un referente de la cultura gastronómica de los pueblos y ciudades en los que se encuentran ubicados. Diversas órdenes religiosas se han encargado de mantener vivas las recetas de la cocina española, dando gran relevancia a la repostería.

Hasta hace poco, raras veces trascendían los secretos culinarios más allá de las cocinas, fogones y murallas de los edificios conventuales, donde monjas de clausura se afanaban, con sus rezos  y tareas, en cumplir una regla básica de la vida monástica "Ora et labora"

Afortunadamente hoy en día conocemos estas sabías recetas, basadas en técnicas culinarias muy sencillas. La que os traigo hoy es una de ellas.


 

Ingredientes (para 12 raciones):

400 gr de manzanas peladas y picadas Granny Smith u otra variedad que os guste, 200 gr de dátiles deshuesados y picados, 1 cucharadita de bicarbonato, 250 ml de agua hirviendo, 125 gr de mantequilla reblandecida, 1 cucharadita de esencia de vainilla, 220 gr de azúcar extrafino, 1 huevo, 225 gr de harina.

Para la cobertura: 60 gr de mantequilla, 100 gr de azúcar moreno, 125 ml de leche, 50 gr de coco rallado.




Elaboración:

Precalentar el horno a 180º. Engrasar el molde de 23 cm, forrar el fondo y los lados con papel de hornear.

Mezclar la manzana, los dátiles y el bicarbonato en un cuenco grande, añadir el agua y tapar el cuenco con film, dejar reposar 10 minutos.

Con unas varillas eléctricas batir la mantequilla, la esencia de vainilla, el azúcar y el huevo hasta que la mezcla esté ligera y esponjosa.

Añadir la mantequilla a la mezcla de manzana, con una cuchara de madera incorporar bien la harina. Echar la masa en el molde.

Hornear el pastel unos 40-50 minutos (dependerá del horno). Sacar (cerrar la puerta del horno para no perder calor) y dejar sobre una mesa o superficie de trabajo. Con una espátula de metal o ballena, extender la cobertura templada sobre el pastel. Devolver al horno unos 15 minutos hasta que la cobertura se haya dorado.

Dejar reposar, para que enfríe un poco y desmoldar sobre una rejilla.

Para preparar la cobertura, mezclar los ingredientes un una cazuela, remover la mezcla a fuego bajo hasta que la mantequilla se funda y se disuelva el azúcar.

Con esta receta participo en el sorteo del 5º aniversario de un blog fantástico, Las Cosas de mi Cocina que gracias al patrocinio de Lékué regala un lote de productos fantásticos compuestos por varios moldes, ojala tenga suerte y sea la afortunada que el regalo es chulísimo.