7.4.15

Verdinas con Almejas y Gambones

Ya estamos de nuevo aquí después de unos días de descanso, deciros que no ha sido mi caso, aunque eso si hemos aprovechado para disfrutar de buenos platos entorno a la mesa como es este que os traigo.

Ya tengo otra receta publicada con verdinas y es que están tan ricas, tan ricas que los que disfrutéis con un buen plato de cuchara no debéis dejar de probarlas. 

Venían a casa unos amigos que no habían tomado nunca verdinas (ni siquiera las conocían) y aproveche la ocasión ya que es un plato que se puede preparar de víspera y está mucho mejor y así te deja tiempo para preparar el resto de cosas y vas mucho más tranquila. Además es un plato que para una ocasión especial te hace quedar divinamente. Para cocinarlas las estofé sin más y preparé aparte el marisco para luego dejar cocer unos minutos todo el conjunto. 

Eso si para que no se nos enfriara la comida, las fotos tuvieron que ser a todo correr.




Ingredientes (para 4 personas):

400 gr. de verdinas, 1/2 kg de almejas, 12 gambones, 1 cebolla mediana, 2 dientes de ajo, 1/2 vaso de vino para cocinar o blanco, 1 cdta. de postre de harina, AOVE, sal y perejil.




Elaboración:

La noche anterior ponemos las verdinas a remojo durante 12 horas para que se hidraten.

Las ponemos  a estofar a fuego lento con agua, solo la necesaria para cubrirlas, y la cebolla entera. Cuando arranca el hervor añadimos agua fría para asustarlas (si tenéis caldo de pescado se lo podéis echar). Se dejan cocer hasta que estén tiernas, vigilando que no se queden sin caldo.

En una sartén preparamos las almejas a la marinera, aunque en esta ocasión sin poner el pimentón y reservamos.

Pelamos los gambones (yo para que quedara mas bonita la presentación les dejé las aletas y la cabeza y limpié el cuerpo de su cascara) y hacemos a la plancha en una sartén con un poco de AOVE y sal, vuelta y vuelta. Reservamos.

Cuando las verdinas están tiernas, retiramos la cebolla y añadimos las almejas y los gambones con todo el jugo que hayan soltado en sus sartenes, dejamos cocer todo el conjunto unos minutos para que se integren los sabores, rectificamos si fuera necesario de sal. 

Dejamos reposar antes de consumirlas para que tomen bien el sabor del marisco. Yo las hice el día anterior y las puse en la nevera una vez que enfriaron. 

Buen provecho!!!