27.3.15

Tarta de Chocolate

El pasado día 25 fue el cumpleaños de mi costillo y aprovechando que ha llegado un nuevo ayudante a mi cocina me puse rauda y veloz a preparar una tarta para celebrarlo y de paso estrenar mi nueva adquisición.

Tenia muchas ganas de hacer la famosa tarta "sacher" y me puse a ello, al final y por esto de que el chocolate es muy "puñetero" y no quedo como debía la "sacher" ha quedado en tarta de chocolate, total tampoco sería una sacher de pura raza, ya que esta lleva mermelada de albaricoque y la mía lleva una de ciruelas casera. Lo más importante de todo esto es que estuviera buena, y más que buena estuvo buenísima, mejor de una día para otro, los sabores se habían asentado y gano mucho.

Vamos con la receta




Ingredientes (para un molde de 17 cm):

50 gr. de harina, 50 gr. de azúcar glas, 50 gr. de azúcar blanquilla, 50 gr. de mantequilla, 3 huevos, 75 gr. de chocolate al 70% cacao, 5 gr. de levadura química, una pizca de sal, 1 cucharadita de aroma de vainilla liquida, mermelada de ciruela casera, 60 gr. de almendra marcona cruda. Para la cobertura, 125 gr. de chocolate al 70%, 125 gr. de nata para montar, 25 gr. de mantequilla. Para adornar hojas de hierbabuena y frambuesas.




Elaboración:

Derretimos los 75 gr. de chocolate, yo lo hice en el microondas en tandas de 30 segundos hasta que lo tuve, id con cuidado que no se queme. Si el chocolate es de buena calidad, mucho mejor, se nota mucho en el resultado de la tarta.

Encendemos el horno a 150º y ponemos a tostar las almendras, con cuidado que no se doren de más que entonces amargarán.

Mientras se doran las almendras mezclamos la mantequilla, que tendremos a temperatura ambiente con el azúcar glas. Yo lo hice con mi KitchenAid, pero sirve cualquiera de varillas. Añadimos a la masa el chocolate fundido templado y volvemos a batir.

Separamos las claras de las yemas y añadimos estas de una en una a la masa, como en la foto de arriba, batimos y no incorporamos la siguiente hasta que este bien integrada. Las claras las reservamos para luego montarlas. 

 Una vez doradas las almendras las picamos hasta dejarlas en polvo y reservamos.

Incorporadas y batidas las tres yemas añadimos el aroma de vainilla y las almendras molidas y mezclamos.

Montamos la claras con el azúcar blanquilla y las añadimos a nuestra mezcla poco a poco, con movimientos envolvente de abajo a arriba y procurando que no queden grumos.

Mezclamos la levadura, la sal y la harina y tamizamos incorporándola a la mezcla, poco a poco. Cuando este todo bien integrado lo volcamos en un molde que habremos encamisado previamente con un poco de aceite y harina y dejamos reposar mientras el horno toma temperatura.

Yo lo tuve 45 minutos a 150º, pero debéis ir vigilando que cada horno es un mundo. Cuando el palillo sale seco es hora de sacar del horno y dejar enfriar.

Partimos el bizcocho por la mitad, echamos la mermelada y cerramos.

Para la cobertura de chocolate, ponemos a hervir la nata y cuando este hirviendo echamos el chocolate troceado y removemos bien hasta que se funda. Retiramos del fuego y añadimos la mantequilla a temperatura ambiente y volvemos a remover hasta que este todo integrado. Ponemos el bizcocho sobre una rejilla con una bandeja debajo y bañamos con la cobertura. Dejamos que se enfríe y podemos decorar como nos guste. yo le puse cacao amargo por encima, unas frambuesas y ramitas de hierbabuena.



No me digáis que no os comíais este trozo.

Feliz fin de semana a todos.