2.12.19

Cordiales

Hace un par de semanas asistí a un taller de dulces navideños preparados en Mycook en las cocinas de Miele en Madrid, preparamos unos turrones, polvorones, mazapán... y estos cordiales.

Los cordiales son un magnífico postre navideño, típico de las tierras levantinas. Sus ingredientes fundamentales son la almendra cruda y el cabello de ángel. Los cordiales como tantos otros dulces tradicionales se inventaron dentro de los muros de un convento, pero su popularidad se ha extendido y llegando la navidad se preparan en los hogares para luego degustarlos acompañados de otros dulces típicos de estas fechas. Yo los probé en casa de mi cuñada, que es murciana y siempre los preparan llegando estas fechas, este año es el primero que los preparo yo.




Ingredientes (32 ud):

500 gr de almendra cruda, 250 gr de azúcar, la piel de un limón, 1 cucharada de canela molida, 2 huevos, 1/2 bote de cabello de ángel (uso el de la marca hida). 1 pizca de sal y obleas.




Elaboración:

Echamos la piel del limón junto con el azúcar en la jarra de la MYC durante 30 segundos, velocidad 5-10. Sacamos y reservamos.

Picamos la almendra en dos tandas, para evitar que se apelmace, 6 segundos, velocidad 7 para cada tanda.

En un bol grande ponemos el azúcar con limón que teníamos reservado, agregamos la almendra y la canela y mezclamos con la manos, de arriba abajo, para darle aire. Ponemos pellizcos de cabello de ángel repartido por todo el bol y los mezclamos muy bien para que se integre todo.

Ponemos los huevos en la jarra de la MYC y los batimos, 10 segundos velocidad 4. Vamos agregando los huevos poco a poco a la mezcla del bol y mezclamos hasta que se integre bien.

En una fuente para horno forrada con papel vamos poniendo las obleas (yo las corte en círculos de 4 cm de diámetro) y encima de ellas montoncitos de masa, que daremos forma terminando en pico, como pequeñas montañitas.

Metemos en el horno precalentado a 200º, calor arriba-abajo durante 12-14 minutos. Ir observando que no se quemen que ya sabemos que cada horno es un mundo.

Ya tenemos los cordiales listos para degustar.




No hay comentarios:

Publicar un comentario