10.2.17

Caldereta de Rape con Avellanas

Llega el día 10 y con ello nuestra cita con la cocina TS y este mes con la guerra de anfitriones tenemos para elegir entre varios ingredientes.

Yo voy a decantarme por la patata, un tubérculo que tiene muchas propiedades para nuestro organismo, es rica en hidratos de carbono y minerales como potasio, calcio, fósforo, magnesio...

Para el aparato digestivo una buena manera de consumir la patata es hervida con su piel (para que conserven más potasio) luego se dejan enfriar y las ponemos en la nevera durante unas horas, de esta manera cristaliza el almidón y se convierte en un tipo de fibra altamente fermentable para las bacterias intestinales lo que mejora la salud digestiva y ayuda a regenerar la flora intestinal. 

Eso sí todas sus propiedades si se toma cocinada, en crudo es tóxica.

Vamos pues con la receta que os aseguro esta para mojar pan y no parar.




Ingredientes (para 4 personas):

700 grms. de rape, 4 patatas medianas, harina, 2 dientes de ajo, 6 cdas. de tomate frito, un puñado de avellanas tostadas (10-12), 125 ml de vino fino, 1/2 litro de caldo de pescado (lo haremos con las espinas del rape), unas hebras de azafrán, perejil, sal, pimienta negra y AOVE.





Elaboración:


Cortamos el rape en dados o mejor le decimos a nuestro pescadero que nos lo corte, y lo limpiamos de todas la telillas.

Cubrimos el fondo de una olla con el AOVE y freímos los ajos pelados hasta que se doren. Los retiramos a un mortero.

En la misma cazuela freímos los trozos de rape que habremos salpimentado y pasado por harina. Reservamos

Machacamos los ajos junto con el perejil, las avellanas y un poco de sal y lo diluimos todo con el fino.

Añadimos a la cazuela las cucharadas de tomate frito y damos unas vueltas para que reduzca un poco. Incorporamos el majado del mortero y las patatas peladas y cortadas en octavos, sofreímos ligeramente todo el conjunto.

Completamos con el caldo del pescado (si no tenemos mucho tiempo para preparar un buen caldo con las espinas, añadimos al agua una pastilla de caldo de pescado) y las hebras de azafrán y dejamos hervir hasta que las patatas estén tiernas y la salsa bien integrada.

Comprobamos el punto de sal, introducimos el rape que teníamos reservado y damos un hervor a todo. Apagamos y ya lo tenemos listo para servir.


Para no perderse ninguna receta #guerradeanfitrionesTS