29.10.13

Estonian Kingle de Nutella

Desde que vi este bizcocho por primera vez tenia ganas de hacerlo, de eso ha pasado casi un año, pero yo no olvidaba esa maravilla. Ahora que vamos caminando hacia la Navidad que mejor manera que ponerse manos a la masa y aprovechando que participo en un proyecto muy bonito que ha propuesto Helena del Valle y agradeciendo a mi paisano José Manuel de "Las Recetas de Triana" que me invitara al grupo aquí estoy publicando mi primera entrada #RecetasSolidariasParaNavidad, como soy bastante golosa y el dulce me encanta (así me va con los kilitos) no podía ser otra cosa que un dulce mi primera publicación.

Sobre el Estonian Kringle se dice que es una especialidad de los países nórdicos, que suele prepararse para celebrar los cumpleaños aunque también dicen que se prepara en Navidad. Es un pan trenzado dulce (parecido a nuestro roscón aunque su masa es más compacta) y su nombre se traduce como anillo o circulo.


     fuente: AISHA KANDISHA


Ingredientes: 

PARA LA MASA 

30 grs. de azúcar glass
120 grs. de leche templada

30 grs. de mantequilla a temperatura ambiente
300 grs. de harina de fuerza
15 grs. de levadura fresca de panadería
1 yema de huevo
1 pizca de sal
Nutella para el relleno
PARA EL GLASEADO
50 grs. de azúcar glass
20 grs. de clara de huevo




Elaboración:
Yo he utilizado la panificadora para preparar la masa. Se ponen en la cubeta la leche templada, la yema de huevo, la mantequilla, el azúcar glas, la harina, la pizca de sal y la levadura.
Conectamos el programa AMASAR y dejamos hasta que termine. Ya estará lista para preparar el kringle.
La dejamos doblar su volumen, sacamos y extendemos la masa con un rodillo hasta formar un rectángulo.
Disponemos encima de la masa la nutella y enrollamos a lo largo.
Practicamos un corte de manera longitudinal (a lo largo) dejando unos dos centímetros de masa sin cortar y vamos trenzando nuestro Kringle, dejando la parte estriada hacia arriba y cerramos los extremos sellándolos con un poco de agua.
Dejamos reposar al menos una hora antes de hornearlo.
Introducimos en el horno precalentado 180º durante unos 20-25 minutos, dependiendo del horno.
Sacamos e inmediatamente pincelamos la superficie con la glasa que habremos hecho batiendo con un tenedor el azúcar glas junto con la clara de huevo.
Si no tenemos panificadora podemos amasarlo de forma tradicional para eso mezclaremos en un bol el azúcar glas, la leche tibia, donde habremos disuelto la levadura y la mantequilla y mezclamos bien con unas varillas eléctricas.
Añadimos la yema de huevo batida y seguimos batiendo hasta que obtengamos una mezcla homogénea.
En un bol tamizamos la harina con la pizca de sal y añadimos a la mezcla realizada anteriormente y amasamos.
Sacamos la masa y la disponemos en una superficie enharinada y seguimos amasando hasta obtener una masa lisa y homogénea.
Hacemos una bola y la dejamos reposar en un bol tapado durante al menos una hora. Después procedemos a enrollar y seguir el resto de pasos.