9.2.15

Crema de Espárragos Trigueros con Ibérico y Piñones

Vamos con una rica crema que es lo que más apetece tomar de primero bien calentita con este frío que tenemos en estos días incluido temporal de nieve por buena parte de España y que está dejando unas preciosas estampas.

Como bien sabéis los espárragos tienen muchas propiedades entre ellas las de ser muy diuréticos, muy bajos en calorías (tan sólo 18 por cada 100 grms), ricos en sales minerales como potasio, fósforo, magnesio y con un alto contenido en fibra.

Los trigueros no se cultivan a diferencia de los blancos crecen con el sol a finales del invierno y son mucho más finos con una textura firme y jugosa. Dentro de nada estaremos en plena temporada de ellos pero es cierto que los podemos encontrar durante todo el año.



Ingredientes ( para 4 personas):

2 manojos de espárragos trigueros, 2 patatas medianas, 1 puerro, 1/2 cebolla, 1 hueso de jamón ibérico, picadito ibérico de jamón, un puñado de piñones, caldo de pollo casero, sal, 1/2 vaso de vino oloroso, AOVE.



Elaboración:

Preparamos la verdura, quitando la parte leñosa de los espárragos, lavamos y partimos. Picamos la cebolla. Pelamos, lavamos y partimos la patata. Del puerro quitamos su parte verde, hacemos una incisión a lo largo que llegue casi al corazón y ponemos bajo el grifo para quitar posibles resto de tierra y cortamos.

Cubrimos el fondo de la olla con AOVE, cuando este caliente echamos la cebolla, cuando empieza a tomar color el resto de la verdura y rehogamos todo el conjunto. Añadimos el vino oloroso y dejamos que evapore el alcohol. Seguidamente ponemos sal (no mucha que lleva jamón), el hueso de jamón y el caldo de pollo, si no tenemos caldo casero añadimos agua con una pastilla de avecrem. Cerramos la olla y dejamos 10 minutos desde que suba la válvula. 

Mientras termina la olla tostamos los piñones en una sartén sin nada de aceite y ponemos el picadillo de jamón al microondas para que quede crujiente.

Pasado el tiempo de cocción, despresurizamos la olla, retiramos el hueso de jamón y batimos la crema. Una vez batida pasaremos por el chino para que nos quede fina.

Emplatamos poniendo por encima el crujiente de ibérico y los piñones tostados.